La estafa del Telar de la Abundancia cobró notoriedad en el último tiempo luego de que resurgiera con un mensaje que apela al feminismo y a la sororidad para atraer a nuevas víctimas. A eso se sumó que actrices conocidas, como Jazmín Stuart, defendieran el sistema. Pero, ¿cómo funciona este mecanismo?

La estafa se ofrece como un sistema de financiación rápido en el que los beneficios pueden llegar a ser del 800% (un rendimiento que no ofrece ninguna opción legal del sistema financiero). Sin embargo, para que eso suceda, se debe entrar en el "telar" aportando una suma de dinero a una determinada persona y comprometerse a conseguir que al menos otras siete personas hagan lo mismo para que, de esa forma, empiece a trabajar "la rueda".

La persona que recibió ese dinero inicial (podrían ser, incluso, 80 mil pesos si cada uno de los ocho puso $10.000) es alguien que, en teoría, en algún momento fue el primer pétalo de otro esquema, que en este caso representa una flor. Y entregó ese "regalo" a otra persona, para que el esquema siga funcionando.

Para llegar al centro de la flor y recibir el "regalo", hay que ir avanzando en el círculo, dividido en cuatro capas. Por eso, al final el "negocio" lo componen 15 personas en total: la parte inicial está formada por ocho miembros (las que ingresaron últimas y hacen el aporte para el "regalo" de la persona del centro), la siguiente etapa está formada por cuatro, la siguiente por dos y la última por una persona, que es la que recibe el dinero.

telar de la abundancia.jpg

¿Cómo avanza el sistema? Cada vez que las ocho personas de la etapa inicial entregan el dinero, el círculo se divide en dos y los que estaban en la etapa de dos personas pasan a estar cada una en el centro de una nueva célula, que solo tendrá tres capas. En ese momento se necesitará completar la capa superior de ocho personas que, nuevamente, aportarán para el "regalo" de la del centro. La idea es que quien llega convenza a más conocidos de participar -ya sean amigos, familiares o compañeros de trabajo- para que el fraude siga su curso.

Es decir que nadie recupera su inversión hasta que alcanza el centro de su célula, por lo que en el momento que colapsa por la falta de nuevos miembros, las últimas capas pierden el dineroque fueron aportando para llegar hasta el centro.

A partir del lenguaje y la persuasión,los estafadores logran que las personas empiecen a participar e incluso quizás los primeros en caer en la trampa puedan completar un ciclo completo hasta obtener la "recompensa", con el agravante de que ellos mismos terminan funcionando como anzuelo de nuevas personas engañadas.

En la Argentina, con este método y bajo este nombre se buscó involucrar a personas de clase media o media alta, sociables, con la capacidad de convencer a grupos grandes de amigos o familiares. Incluso, utilizan las redes sociales para mostrar imágenes e historias de vida en las que los involucrados llegaron a realizar viajes o fundar emprendimientosgracias a sus ganancias.

Sin embargo, el funcionamiento constante de este sistema es matemáticamente inviable, por lo que es una estafa. Sucede que una vez iniciado el proceso el número de interacción tenderá al infinito. Y, asumiendo que cada persona lograra el objetivo de traer dos personas cada semana, para la semana número 32 el total de involucrados sería de 8.589.934.591, que supera el total de población mundial contada para 2017.

"El problema es que para que cobre la segunda camada de mujeres, necesitás 64 participando. Y en la tercera ronda necesitás 512, a la cuarta aproximadamente 4 mil. En un momento, en ocho camadas de mujeres involucraste a toda la población del país. Cuando se corta la cadena, te encontrás con desesperación", explicó el economista Martín Tetaz en diálogo con Telenoche.

Fuente: TN.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate