Fabián Tomasi es un símbolo de la lucha contra los agrotóxicos para la producción agropecuaria. Este viernes, el exfumigador entrerriano falleció en Basavilbaso. "Estoy perdiendo la vida", expresó en 2016 en diálogo con el Nueve.

"Estoy totalmente convencido de que el daño ocasionado es imposible de evitar; hemos condenado la vida de nuestras generaciones venideras por solamente hacer de esto un negocio", sostuvo. Sus principales críticas estaban dirigidas a "la complicidad del Estado, la Justicia, gran parte de la medicina".

"Tendríamos que poder ofrecer, en mi caso el dolor corporal, para que entiendan por qué es mi rechazo absoluto a esta matanza que está generando la multinacional Monsanto y todos sus consecuentes que ganan dinero con esto; son sustancias diseñadas en laboratorios para matar, si no lo hacen no sirven", sentenció.

En ese sentido, había explicado de qué manera funcionan los agrotóxicos que se aplican en los campos entrerrianos para eliminar las malezas: "Tenemos una igualdad genética con los vegetales de casi un 70%... Explíquenme cómo hacemos para que esas sustancias distingan entre el pasto y un humano", enfatizó.

Siempre dejó en claro sus argumentos por los que la sociedad actual y el modo de producir alimentos debería ser cambiado. "No creo en un progreso que sacrifique a tantos seres involuntarios. No sólo hay que pedir que paren de fumigar en las escuelas, sino que dejen de fumigar. Creo que estoy en la misma pelea que muchos, estoy totalmente convencido de que el daño ocasionado es imposible de evitar. No sé cuanto tiempo tendrá que pasar", finalizó.

Reviví su desgarrador testimonio:

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate