Chloe Cardinal, de 1 año y 3 meses, se despertaba cada noche y salía de su habitación. Sus padres, como no entendían como hacia la pequeña para salir sola de su cama, pusieron una cámara en su habitación y descubrieron cómo se daba la increíble fuga.

Un viernes por la mañana, Nina y Chris Cardinal, de Phoenix, Estados Unidos, encontraron a su hija en el pasillo de su casa. "¡No lo podíamos creer! ¿Cómo logró salir de la cama?", contó el padre a ABC News.

La incógnita más grande para la pareja era cómo la beba lograba abrir la puerta del cuarto, que ellos cerraban todas las noches, ya que no tiene altura sufriente para alcanzarla.

Entonces, instalaron una cámara en la habitación para develar el misterio. Pero nunca imaginaron con lo que se iban a encontrar.

La pequeña Chole tenía dos cómplices que la ayudaban en cada una de sus fugas: Colby y Bleu, sus dos perros Golden Retrievers.

En las imágenes se ve como los perros entran a la pieza, despiertan a lamidas a la nena, quien finalmente se levanta de su cama y sale caminando de la habitación.

Embed

Fuente: Telefé Noticias.

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

Conflicto con el transporte: ¿qué es lo que más te preocupa?

La suba del boleto
Los horarios y frecuencias
Los recorridos
El estado de los colectivos
Tener que viajar amontonados
ver resultados

Las Más Leídas