El hecho ocurrió en la tarde de este sábado, cuando en ambas márgenes del río Uruguay los integrantes del denominado Grupo Puente volvieron a movilizarse al puesto de control de frontera que está instalado en la costa argentina.

Fue en ese marco, donde dos hermanas (una en Concordia, la otra en Salto), pudieron sobrepasar las vallas y efectivos de seguridad para correr y fundirse en un abrazo que emocionó a todos los presentes y que interpela a las autoridades que deben resolver la situación.

A través de las redes sociales, los manifestantes insistieron en que el puente sigue cortado “debido a las restricciones gubernamentales de ambos países limítrofes”, a pesar de los “innumerables pedidos formales a los dos gobiernos actuantes” por parte de “las más de 200 familias afectadas en ambas orillas del Río Uruguay”.

Fuente: DRU

Comentá y expresate