La conductora del auto habló con el Nueve y contó su versión de los hechos. "Me llevé la peor parte porque venía por calle Paraná, por mi mano, cuando de pronto venía una moto grande a toda velocidad. Y yo para no chocarlo, empecé a volantear y me di contra el container y me incrusté en el muro de la escuela", contó.

La mujer destacó qué le salvó la vida: "Decí que justo venía con el cinturón de seguridad porque si no no sé qué me hubiese pasado. Me golpeé la cabeza y el estómago. Lo que atiné es a sacarme el cinturón y salir del auto".

Además, el horario no permitió que fuese una tragedia. "No había ningún chico en la escuela y ninguna madre. Era casi el horario de entrar los chicos al jardín. Salieron la directora y las jardineras a ayudarme y verificar lo que estaba ocurriendo", expresó.

Tras esta situación llegaron los policías motorizados. "Nos dijeron que venían siguiendo esa moto, que había pasado dos semáforos en rojo", indicó. Sin embargo, lamentó: "Yo me llevé la peor parte, pero ni la moto secuestraron. La moto no se hizo nada y el chico tampoco. La Policía decidió no hacer nada. Todo muy raro".

Comentá y expresate