Por recomendación de las autoridades del Ministerio de Salud de la provincia, la Municipalidad de Paraná extendió la suspensión de actividades hasta el viernes 17 de julio inclusive.

Fue tras una reunión convocada por el Gobierno provincial este lunes en el Centro Provincial de Convenciones, donde el intendente Adán Bahl mantuvo un encuentro con el gobernador Gustavo Bordet, el gabinete provincial y los intendentes del área metropolitana.

"El objetivo es seguir cuidando a la población, disminuyendo la circulación y reiterando la necesidad de extremar las medidas de prevención de cada ciudadano ante el crecimiento de los contagios en la capital provincial" indicaron desde el municipio.

Además, se hizo hincapié en la "responsabilidad y solidaridad social" cumpliendo con el distanciamiento social y extremando las medidas de higiene personal para evitar la expansión del virus.

En Paraná continuarán suspendidas las actividades recreativas y las salidas de esparcimiento; las actividades físicas y deportivas, incluyendo las individuales y sin contacto físico, náuticas y cualquier otra desarrollada en el río; las actividades gastronómicas – exceptuada la modalidad de envío a domicilio y tomar para llevar-; y la actividad en la Terminal de Ómnibus.

La decisión se tomó al agravarse la situación respecto a los contagios en la capital entrerriana y el área metropolitana, superando en el conglomerado los 120 casos positivos, algunos con nexos epidemiológicos en investigación y habiéndose incrementado además el número de pacientes ingresados a salas de cuidados intensivos en las últimas semanas, según se informó desde Epidemiología de la provincia.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate