Vecinos de Paraná, beneficiarios de un plan de viviendas que comenzó en 2008 con el pago del terreno y que nunca finalizó en la zona de Jozami y López Jordán, se reunieron este lunes a la tarde con Sergio Varisco. El intendente se comprometió a que las obras finalicen en los próximos meses, para que los adjudicatarios, que hace 10 años aguardan tener la llave de su casa, puedan mudarse.

"Cuando nosotros asumimos no había nada construido. Esto es un programa nacional de la gestión anterior, y lo que hicimos fue reclamar el inicio de las obras. Luego de mucho esfuerzo, logramos comenzar los trabajos, a través de cooperativas. Este año hubo una demora por un atraso del envío de fondos, que ya fueron depositados. Y por eso las obras se retomarán" señaló el intendente en contacto con el Nueve.

El presidente municipal sostuvo como "entendible" la preocupación de los vecinos: "Pagaron gastos administrativos y el terreno. Ya hay dos grupos de viviendas, una 165 en la Toma y otras 65 en Caputo y Hernandarias. Somos los más preocupados en que las viviendas se terminen".

Varisco aclaró asimismo que con el nuevo envío de recursos no se terminarán las obras, pero será un "empujón" para que avancen: "A medida que vayamos certificando iremos gestionando el tercer envío. Nos preocupamos, hicimos los trámites de habilitación, iniciamos los trabajos y esperemos terminar".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate