Luis Martínez, el joven de 19 años que escapó de su encierro en la Jefatura de Gualeguaychú junto a Brian Verdinelli, quedó alojado en la Colonia Penal con una prisión preventiva por 10 días. Ayer por la mañana, el Grupo Especial partió a Buenos Aires y lo trasladó a Gualeguaychú.

Martínez estaba alojado en la Unidad de Investigaciones y Procedimientos Judiciales Cinturón Sur de Gendarmería Nacional, ubicado en el Bajo Flores. Cerca de las 15 ingresó a la Jefatura Departamental de Policía, y quedó alojado a disposición de la Fiscalía.

A pesar de lo irrisorio que pueda parecer, Martínez no cometió ningún delito al momento de su escape de la Jefatura, porque no dañó ni amenazó a ninguna persona para su cometido. Sin embargo, la fiscal Martina Cedrés lo citó por la tarde en los Tribunales para tomarle declaración testimonial por la investigación que lleva adelante, en la que están sospechados tres policías de despejarles el camino en la fuga.

Cuando Brian Verdinelli fue detenido el 6 de febrero, debió realizar los mismos pasos que Martínez. Tras dar su testimonio sobre la forma en que escaparon de Jefatura, el joven de 21 años esperó con prisión preventiva en la UP9 el acuerdo de un juicio abreviado que se firmó una semana atrás, en donde se revocó una pena condicional de 2 años que tenía en cumplimiento y se unificó en una pena de 3 años y 3 meses de prisión efectiva. Actualmente ya cumple con esa condena.

Martínez siguió esos pasos. Tras la declaración en Fiscalía, el fiscal Facundo Álvarez que tiene en su poder la causa por el robo de las motos el 1 de enero, solicitó la prisión preventiva del acusado y se firmó la medida.

Martínez fue trasladado a la Colonia penal y alojado junto a Verdinelli. Durante estos 10 días, la Fiscalía deberá resolver el futuro de la causa y solicitar la audiencia de elevación a juicio. En ese encuentro con el Juez de Garantías es muy posible que se acuerde la realización de un juicio abreviado, de la misma forma que ocurrió con Verdinelli.

Ambos delincuentes habían protagonizado varios hechos menores por los que recibieron penas de ejecución condicional. Martínez había sido condenado el 15 de diciembre y recibió una pena de 3 años, mientras que Verdinelli tenía una condena de 2 años de ejecución condicional dictada el 17 de agosto de 2016 por una denuncia que radicó un amigo suyo por “robo simple en concurso real con violación de domicilio” y “robo simple en grado de tentativa”. Luego de ello robó dos desodorantes del supermercado Panda.

Los dos fueron aprehendidos el 1 de enero en el barrio 20 viviendas de Gualeguaychú por haber sustraído de forma conjunta una moto estacionada en Luis N. Palma, entre Roca y 9 de Julio, y poco después otra moto en Roca, entre Rivadavia y Luis N. Palma. Se les había dictado una prisión preventiva hasta el 2 de febrero e iban a enfrentar un juicio abreviado por el cual iban a recibir una pena de prisión efectiva.

Fuente: El Día

Comentá y expresate