Hay indignación y dolor en la comunidad católica del barrio Juan XXIII de Concordia por la profanación y el robo de la imagen de la Virgen de la Medalla Milagrosa.

Los delincuentes también se llevaron flores y un rosario de una ofrenda. Los vecinos dicen que el lugar es tierra de nadie y piden a la Policía que recupere la imagen, que tiene un profundo significado para la fe de los habitantes del barrio y de la ciudad.

"Robarse una virgen de una ermita de la comunidad es mala intención, la gente la cuida, la ocupa, es doloroso y nos preguntamos por qué lo hicieron. Ya habían robado la placa hace un tiempo atrás, pero no solo roban, sino que hacen daños, nosotros vivimos la inseguridad y nos preocupa, de noche rompen todo y roban todo, esto no es tranquilo para nada", indicaron los vecinos a El Sol.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate