El juez federal Rodolfo Canicoba Corral procesó hoy al exministro de Transporte Guillermo Dietrich, a quien había indagado el viernes pasado, en la causa en la que se investiga si el gobierno de Mauricio Macri benefició en las concesiones viales otorgadas a empresas relacionadas con la familia del ex presidente. Fuentes judiciales confirmaron que Dietrich fue procesado por el delito de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública y le aplicaron un embargo de 500 millones de pesos sobre sus bienes.

Dietrich fue procesado como coautor de la maniobra, con el mismo rol que los otros funcionarios. Sí entiendo que la función que realizó cada uno de los imputados, resultó indispensable para la obtención del resultado querido conforme el plan original. Es decir, ninguno de los intervinientes realiza la totalidad de la acción, sino que ella se produce como consecuencia de la sumatoria de todos los actos parciales de aquellos”, dice el fallo.

En la misma resolución, el juez ordenó que se realicen una serie de medidas de prueba solicitadas por la defensa de Dietrich.

En tanto, desde la 10 el juez le toma declaración indagatoria por videoconferencia al ex ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, también imputado en la causa.

Canicoba Corral, que deja su cargo al final de esta semana, ya había procesado hace una semana al exdirector de Vialidad Nacional Javier Iguacel y el exprocurador del Tesoro de la Nación Bernardo Saravía Frías.

Ambos exfuncionarios habían presentado un escrito y se negaron a contestar preguntas. Al primer día hábil siguiente de sus indagatorias, el juez los procesó. Antes, les dictó la prohibición de salida del país y notificó a todas las fuerzas de seguridad federales.

El exprocurador del Tesoro tiene presentada una recusación contra Canicoba Corral para que sea apartado de la causa por presunta imparcialidad. La defensa de Saravía Frías sostiene que el juez no puede seguir al frente de la causa porque en declaraciones públicas sostuvo que fue perseguido por el gobierno de Macri anterior y por la prensa y que iba a presentar demandas judiciales cuando deje el cargo. Para la defensa esas declaraciones agravan su imparcialidad para seguir al frente del expediente.

Canicoba Corral también citó a indagatoria a Andrés Alfonso Barberis Martín, de la empresa Abertis, y a Ricardo José Stoddart, exdirector de Legales de la Dirección Nacional de Vialidad cuando se firmaron los contratos.

En la causa, que se inició por una denuncia de los diputados kirchneristas Rodolfo Tailhade, Adrián Grana, Carlos Castagneto y LeopoldoMoreau- se investigan las presuntas maniobras fraudulentas entre Abertis, una corporación ligada a las concesiones viales en todo el mundo, y el Grupo Macri en los peajes de los principales accesos a Buenos Aires. “Las maniobras defraudatorias y actos en violación a la ley vigente, que resultaron gravemente lesivas para las arcas del Estado, llevados a cabo por funcionarios públicos, en connivencia dolosa con particulares que intervinieron”, describió el juez Canicoba Corral cuando citó a indagatoria a los acusados.

Los denunciantes señalaron que las irregularidades comenzaron el 7 de diciembre de 2015, tres días antes de la asunción de Cambiemos en el poder. Ese día, Albertis presentó un reclamo por USD 1.100 millones ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones que depende del Banco Mundial (CIADI).Esa demanda fue utilizada luego como argumento por el gobierno nacional para renegociar la concesión, que le costó su cargo en Vialidad Nacional a la abogada Julieta Ripolli, quien se opuso a avalar la prórroga del contrato y denunció públicamente las presuntas irregularidades.

Comentá y expresate