Nuevos incendios afectan las islas del Delta del río Paraná, a la altura de Victoria y Rosario. "El fuego se vuelve incontrolable porque hace mucho que no llueve, además de la bajante del río", expresó Romina Araguas, abogada de la organización de la sociedad civil "El Paraná no se toca", en diálogo con AHORA.

"Hay dos situaciones que causan los incendios: descuidos de gente que va al lugar y deja colillas de cigarrillos o fogatas encendidas y porque los productores prenden fuego de manera intencional para 'limpiar' el lugar y llevar luego el ganado", detalló.

"Ayer se quemaron dos viviendas y los paradores frente a Rosario están muy afectados por esta situación", indicó. "Durante todo el verano se vieron columnas de humo por los incendios, pero se intensificaron desde principios de febrero, por la falta de lluvias y la bajante", agregó.

Embed

Desde la agrupación vienen denunciando públicamente la situación desde hace tiempo. Las autoridades y efectivos de Prefectura y del Plan de Manejo del Fuego han intervenido en reiteradas ocasiones para controlar las llamas. "Ahora vamos a presentar una denuncia formal en la Fiscalía de Victoria. Aunque seguramente ya deben haber tomado intervención", anticipó Araguas.

Embed

"La brigada del Plan Provincial de Manejo del Fuego está trabajando en las islas, hay alrededor de 10 efectivos que estuvieron toda la noche, la madrugada de hoy y hasta el mediodía trabajando en conjunto con los de Santa Fe", detalló por su parte Martín Barbieri, secretario de Ambiente de la Provincia de Entre Ríos, en diálogo con Canal Nueve Litoral.

"La situación está bajo control, lo único que hay son focos de pequeños fuegos, que se intensifican por los pastizales altos y la sequía", añadió el funcionario.

Embed

Los incendios intencionales "por lo general se dan en épocas de bajante del río, en invierno. Pero en esta ocasión, el río está muy bajo y hace mucho que no llueve. La sequía es muy grande y los productores aprovechan para desmontar esta zona de humedales", señaló Araguas.

"Se trata de una práctica que se realiza en La Pampa, y que allí funciona bien, pero que no es adecuada en las islas. Porque las islas tienen otra dinámica ligada con los pulsos del río, cuando el agua sube y baja. Entonces hay momentos en que hay una vegetación y en otros tiempos otra, y eso sirve de alimento para los peces. Pero esa dinámica se destruye con los incendios, por lo tanto se destruye la vida de los animales y su ecosistema", explicó la profesional.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate