Una pareja de Oregon, Estados Unidos, fue condenada por "homicidio por negligencia y maltrato criminal". Ambos fueron hallados culpables luego de decidir rezar para que su hija se cure, en vez de llevarla al médico.

La pequeña nació prematura y sus padres nunca la llevaron al médico, ni siquiera la vio una enfermera. Esta decisión está directamente relacionada con su religión, son parte de la Iglesia Seguidores de Cristo, quienes rechazan la atención médica y creen en la sanación por medio de la fe.

Sarah, la madre de la pequeña, estaba embarazada de mellizas y jamás se realizó una ecografía ni vio un ginecólogo, cuando las bebés nacieron de forma prematura comenzaron a tener problemas para respirar, en vez de ir a un médico se reunieron decenas de feligreses para acompañarlos con oraciones.

Al final una de las mellizas murió.

Ante esta situación, el responsable de la iglesia llamó a las autoridades para avisar de una muerte, cuando se constató el deceso de la bebé se encontraron con que tenía una hermanita que estaba en el baño rodeada de seguidores de la iglesia que estaban rezando.

El médico que fue hasta el lugar recomendó que lleven a la pequeña a un centro de salud. Al salir del lugar llamó a la Policía y la niña quedó internada, publicó La Voz.

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Qué opinás de la Educación Sexual Integral en las escuelas?

Debe ser obligatoria en todas las escuelas
Debe darse sólo en escuelas públicas
No se debería dar en las escuelas
ver resultados

Las Más Leídas