La jueza de Garantías de Colón, Natalia Céspedes, impuso hoy a un hombre una pena de un año y diez meses de prisión de ejecución condicional por haber desobedecido una orden judicial.

Fue una durante una audiencia de juicio abreviado con el empleo del sistema de videoconferencia, ya que la magistrada integra el grupo de riesgo ante la pandemia del COVID 19.

Además Céspedes impuso a A.G. tres prohibiciones: la de acercarse a su expareja en un radio de 200 metros; la de efectuar actos molestos hacia ella y su grupo familiar; y la de usar estupefacientes o abusar del consumo de bebidas alcohólicas durante el lapso establecido para la pena.

En la sala de audiencias de los Tribunales de Colón estuvieron la fiscal Micaela Di Petroro, el defensor Omar Zamora y su defendido. Lo hicieron guardando el debido distanciamiento social y disponiendo de elementos de higiene, conforme las pautas de trabajo durante la emergencia sanitaria establecidas por el Superior Tribunal de Justicia (STJ).

La jueza presidió la audiencia desde su domicilio, a través de un enlace dispuesto por el Área de Informática Jurídica, siendo asistida en la sala por el secretario y encargado de la Oficina Judicial, Mariano Guy. La realización de un juicio abreviado para los casos de violencia de género durante la emergencia sanitaria fue contemplada por la Sala Penal del STJ.

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estás de acuerdo con anular la resolución del CGE que prohibía calificar con menos de 4 en escuelas?

56.59% Estoy de acuerdo
43.41% Estoy en contra
Total 3598 votos

Las Más Leídas