Un hombre de 63 años decidió ir al hospital después de haber recibido un golpe en su rodilla, pero jamás se imaginó lo que iban a decirle después de tomarle una radiografía.

Esta persona acudió a un centro de salud de Nueva York, y allí los médicos le dijeron que su pene se estaba convirtiendo en hueso.

Según un informe médico publicado en la revista Urology Case Reports, el paciente ingresó al hospital con un fuerte dolor en su rodilla, pero después del examen de rayos X le dijeron que sufría una osificación del pene.

Cuando los médicos le revelaron esta extraña condición médica, él afirmó sentir molestias en su miembro, aunque no tenía otros síntomas que delataran problemas urológicos.

En las imágenes se mostraba una extensa calcificación de los tejidos blandos que forman el pene. Esto ocurre cuando se depositan sales de calcio en los tejidos blandos del órgano, provocando la aparición de placas de hueso donde no debería de haberlas. El caso es muy curioso y hay sólo 40 registros a nivel mundial.

Uno de los casos más conocidos fue el de un hombre de 43 años que fue al hospital por dolores en el pene, con el objetivo de tratar su disfunción eréctil con una prótesis. Los médicos descubrieron allí que el 80% del tejido de su órgano reproductor se había calcificado.

Eso se conoció como enfermedad de Peyronie o induración plástica del pene: la formación de una banda fibrosa que provoca la desviación o curvatura del pene durante la erección.

“No hemos podido examinar las causas de la condición porque el paciente decidió irse desoyendo nuestras advertencias”, explicó el autor del último informe sobre el hombre de 63 años, quien se negó a someterse a más pruebas o a tratamiento.

Mitre

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate