Ante las reiteradas consultas sobre la fumigación contra los mosquitos en Oro Verde, el municipio informó que mantiene "la decisión de no fumigar, en consonancia con las políticas que se vienen llevando adelante en materia de ambiente y salud".

Desde el gobierno local se aclaró que "el mosquito presente en este momento no es la especie que transmite enfermedades como el dengue".

En ese sentido, la Municipalidad de Oro Verde decidió "mantener su política actual de no fumigar, incluso ante el aumento de insectos que se ha registrado en toda la región". "Esto se debe a consultas realizadas por las autoridades municipales a diversos especialistas en la materia, y el área de Ambiente municipal", explicaron en un comunicado al que accedió AHORA.

"Es importante tener en cuenta que el mosquito que se encuentra presente en este momento es el Aedes Albifasciatus (mosquito charquero) y no el Aedes Aegypti, transmisor del dengue y otras enfermedades. El mosquito charquero aparece en general en entornos verdes, y luego de la gran sequía producida, combinada con las lluvias que cayeron en las últimas semanas, hicieron eclosionar los huevos, produciendo una explosión demográfica en toda la pampa húmeda", señalaron.

Respecto de la fumigación, las autoridades municipales explicaron que “tiene un efecto de muy corto plazo (un día y medio), y sólo mata aquellos que se encuentran en el aire en ese momento. En el proceso se utilizan químicos insecticidas que eliminan también a los insectos depredadores de los mosquitos, benéficos para el equilibrio del ambiente”. Además, recalcaron que "la pulverización puede tener efectos nocivos para las personas que fumigan y también para la población en general".

En el mismo sentido, se destacó que en la localidad este tipo de fumigación se utiliza sólo en caso de barrera sanitaria en casos confirmados de dengue, para impedir que el mosquito transmisor infecte a otras personas.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate