Franco González fue asesinado a los quince años producto de un disparo proveniente del arma de Jose Chapay, un policía que custodiaba la escuela a la que asistía. Chapay tenía una relación de cuasi amistad con el joven y según los testigos de la causa “solía hacer juegos con el arma reglamentaria”, de ese modo bromeando la apoyó en el abdomen y sin querer se disparó. El oficial cumple actualmente con prisión domiciliaria.

“Cuando se cumplió un año fuimos a recordarlo donde falleció y pintamos la estrella, está todo encaminado con la causa, aparentemente va todo bien según nuestro abogado. Este personaje no aceptó el juicio abreviado así que iremos a juicio común”, comenzó diciendo Luis, su padre.

Acerca de la inesperada muerte de su hijo, Gonzalez sostuvo que el tiempo no pasa para él: “Yo que soy el padre, y para la madre, va a pasar un año y nos va a parecer que fue ayer. Sinceramente el tiempo no pasa y todos los días miramos sus fotos. Seguimos porque hay un hermano menor que él, entonces seguimos por él”.

El hermano menor de Franco fue el último familiar que lo vio con vida: “A través de las rejas de la escuela le dijo que le pida a la mamá que le lleve una chocolatada y un alfajor”, contó Luis, y agregó: “Así es el destino, uno se pone a pensar y quizá esa fue su forma de despedirse”.

Sobre José Chapay, se supo que estuvo muy afectado después del episodio pero no intentó comunicarse con los padres de Franco: “La imprudencia que cometió que se la lleve con él. Yo le había dicho a mi abogado que vayamos por el juicio abreviado para no verlo, le dije al abogado y al fiscal que yo no quiero verlo porque no sé cómo voy a reaccionar, hasta que me muera no lo quiero ver”, fueron las palabras de Luis en diálogo con AHORA.

La causa finalmente podría ser elevada a juicio con la carátula de "dolo eventual", que según el Código Penal tiene contemplada la misma condena que un homicidio simple. Respecto de esto Luis González concluyó: “Yo ya asumí lo que paso, por más que hagamos mil juicios mi hijo no va a aparecer más entonces ya me da lo mismo que vayan por cualquier juicio, nadie me va a devolver a mi hijo”.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate