Ante eventuales demoras que puedan ocurrir debido a las medidas de control adoptadas en los ingresos a la provincia de Santa Fe producto de la emergencia sanitaria vigente en el país, la Comisión Administradora del Túnel Subfluvial, apela a la comprensión y paciencia de los usuarios que circulen por el viaducto.

“En los puestos de control policial de ambas cabeceras se cumple con un protocolo que comprende toma de temperatura corporal, el testeo del olfato, la verificación del respectivo permiso de circulación, origen y destino del usuario, licencia de conducir y documentación inherente al vehículo. La recomendación es salir con tiempo y planificando los horarios”, sostienen desde el túnel.

Contar con la comprensión, paciencia, y fundamentalmente con la buena predisposición y respeto hacia el personal de salud y seguridad vial afectado al operativo, nos permitirá a todos sobrellevar de la mejor manera la difícil situación que se plantea”.

Finalmente, desde el emblemático enlace que une Santa Fe con Entre Ríos, remarcan que es indispensable seguir adelante con el cumplimiento de los protocolos sanitarios vigentes a efectos de contribuir con el resguardo de casi 1 millón de personas radicadas en el polo regional que constituyen ambas capitales provinciales.

MÁS DE 100 DÍAS DE CONTROLES SANITARIOS

Incluso antes del Decreto Nacional que determinó el “aislamiento social, preventivo y obligatorio”, el túnel puso en práctica las recomendaciones dictadas por la OMS (Organización Mundial de la Salud) para la prevención de infecciones respiratorias: “el agua y el jabón, el distanciamiento, el uso del tapabocas, y la desinfección de superficies”, entre otras.

Entre otras medidas inherentes al funcionamiento de la entidad, se estableció un protocolo de trabajo elaborado con la finalidad de garantizar de manera segura la prestación de los servicios esenciales, como la instalación de un puesto sanitario en adyacencias a la estación de peaje con la finalidad de efectuar la desinfección de la totalidad de los vehículos que ingresen a la provincia desde la Mesopotamia Argentina.

Los mismos circulan entre dos columnas sanitarias de pulverización, donde se les aplica una solución compuesta por agua e hipoclorito. Desde que se puso en vigencia esta iniciativa hasta el 1 de julio se han desinfectado unos 170.000 vehículos.

Comentá y expresate