Concejales del bloque justicialista en Paraná brindaron una conferencia de prensa para advertir por el estado de las cuentas públicas en el Municipio. Al respecto, dieron números sobre el déficit financiero y alertaron por las dificultades para continuar con las obras en marcha, e incluso al pago de sueldos próximamente.

"Hoy la situación hace que se va a tener que cortar la obra pública y que, dados los recursos que se cuentan, peligraría el pago de sueldos en los meses de octubre y noviembre", aseguró Enrique Ríos. Consultado nuevamente, ratificó: "Esto va a generar una parálisis prácticamente total de las obras".

"Tenemos que trabajar una emergencia que permita ordenar las cuentas", propuso Río, que habló en conferencia junto a Sebastián Bértoli, Estefanía Cora, David Cáceres y Cristina Sosa.

"Hemos tomado la decisión de advertir a la comunidad en su conjunto, cuál es el estado real de las finanzas públicas municipales, ante la recurrente negación del Ejecutivo Municipal de reconocer la crisis generalizada en cuanto al financiamiento municipal", manifestaron.

En este sentido, pusieron sobre la mesa los números. "Solamente, en la partida de personal, hay un déficit de 890 millones de pesos. Y nos llevaría en lo que es la planificación de la obra pública, en un déficit de 1.000 millones de pesos", planteó Ríos.

Sobre esto, precisó que "un informe elevado al Concejo Deliberante por la Secretaría de Hacienda dice que al 5 de abril, después de tres meses de gestión, las partidas estaban ejecutadas en el orden del 86%, lo cual algunas partidas estaban superando el 90% de utilización".

"Esto amerita un sinceramiento del Ejecutivo municipal, explicar claramente y hacerse responsable de lo que se ha hecho, para empezar a ordenar las finanzas públicas que nos permita llegar ordenadamente", sostuvo.

Respecto del personal contratado, indicó: "Hemos detectado desde diciembre de 2018 a junio de 2019 más de 1.700 personas, con un agravante que en lo que va del período del 12 de abril al 9 de junio -elecciones-, más de 400 personas han ingresado al municipio". Al respecto, aclaró que son "contratados de obra y servicio e incluso pasos a planta permanente".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate