Krystsina Tsimanouskaya,la velocista bielorrusa de 24 años, denunció que las autoridades de su país quisieron forzar su salida de Japón. Actualmente consiguió asilo en la embajada de Polonia en Tokio y aseguró que tiene miedo de regresar a Minsk tras haber criticado al jefe del Comité Olímpico de Bielorrusia, hijo del dictador Alexandr Lukashenko.

Polonia le otorgó un visado humanitario y la atleta se encuentra en contacto directo con los diplomáticos en Tokio. El viceministro de Relaciones Exteriores de la República de Polonia, Marcin Przydacz, publicó en su cuenta de Twitter el apoyo a la joven competidora olímpica: “Polonia hará lo que sea necesario para ayudarla a continuar su carrera deportiva”.

La atleta dijo que la llevaron a la fuerza al aeropuerto el domingo por criticar a los entrenadores y expresó temer por su seguridad si vuelve a Bielorrusia. Las autoridades del Comité Olímpico de Bielorrusia informaron que la retiraron del equipo debido a su estado emocional.

Su marido, Arseny Zdanevich, escapó a Ucrania y dijo a AFP que esperaba reunirse con su esposa en Polonia “en un futuro próximo”.

Tsimanouskaya había denunciado en un video publicado en Telegram: “pido ayuda al Comité Olímpico Internacional. Están tratando de sacarme del país sin mi permiso y le estoy pidiendo al COI que se involucre”.

La atleta debía participar en la carrera de 200 metros femeninos este lunes y denunció que la habían inscrito en la carrera de 4x100 sin previo aviso después de que otros atletas fueran excluidos de la prueba.

Según el relato de la deportista, el domingo los responsables de su equipo se presentaron en su habitación y dijeron que tenía que hacer las maletas en una hora para luego salir hacia el aeropuerto tokiota de Haneda. Asegura que la apartaron del equipo nacional por denunciar en redes sociales la "negligencia" de sus entrenadores.

El presidente del comité bielorruso es Viktor Lukashenko, hijo del presidente del país, Aleksandr Lukashenko. Ambos fueron sancionados en diciembre por el Comité Olímpico Internacional y se les ha prohibido asistir a Tokio 2020 durante una investigación sobre las denuncias de discriminación política contra los atletas.

Las últimas elecciones presidenciales de 2020 en Bielorrusia, en las que Lukashenko fue reelegido, fueron rechazadas por irregularidades por la Unión Europea, Estados Unidos y la propia oposición de Bielorrusia. El mandatario bielorruso está acusado de manipular las últimas elecciones presidenciales y de emplear tácticas autoritarias para silenciar a sus disidentes.

Semanas enteras de protestas se vieron en las calles del país luego de las polémicas elecciones, generando tensiones y represión policial por parte del gobierno y más de 1.500 atletas firmaron una carta abierta exigiendo una nueva convocatoria a elecciones.

A partir de las protestas y de la participación de deportistas de alto rendimiento, fueron denunciadas detenciones y recortes en la financiación que recibían, además de que muchos fueron apartados de las selecciones nacionales.

Comentá y expresate

Lo último

Encuesta

¿Qué obras considerás que el Estado debe dar mayor prioridad?

Calles y rutas
Viviendas
Agua y saneamiento
Gas natural
Otras
ver resultados