sábado 26 de noviembre de 2022
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Emotivo acto

Las cenizas de Hebe de Bonafini ya descansan en la Plaza de Mayo

Funcionarios, dirigentes y militantes acompañaron a miembros de Abuelas de Plaza de Mayo en esta habitual ceremonia tras cada fallecimiento de miembros de la entidad. Coincidió con la marcha 2.328 en recuerdo a sus hijos desaparecidos

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Las cenizas de Hebe de Bonafini, última presidenta de Asociación Madres de Plaza de Mayo, fueron esparcidas esta tarde en la Plaza de Mayo en una emotiva ceremonia de la que participaron dirigentes políticos, sociales y gremiales, además de referentes de la cultura.

Como ocurrió con otras integrantes de la entidad fallecidas, sus restos fueron depositados en un hoyo cavado en el jardín del perímetro que rodea la Pirámide de Mayo.

Esta ceremonia coincidió con otra de las marchas que, como realizan todos los jueves para recordar y homenajear a sus hijos desaparecidos, se convocó en la histórica plaza metropolitana.

La plaza desbordó las expectativas de las Madres que convocaron a participar de su tradicional ronda –la número 2.328- de los jueves para homenajear la memoria y legado de quien fue su presidenta desde 1979, Hebe de Bonafini, fallecida el domingo pasado a los 93 años.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el dirigente de La Cámpora y ministro de Desarrollo de la Comunidad de la provincia, Andrés "Cuervo" Larroque, estaban entre varios dirigentes presentes en esta convocatoria con gran participación de militantes.

"Los esperamos a todos y a todas en la Plaza de Mayo para abrazarnos y honrar el legado de nuestra eterna compañera Hebe", habían convocado desde la Asociación Madres de Plaza de Mayo mediante sus redes sociales.

Bonafini, en un video que la asociación publicó en sus redes sociales el domingo pasado, había expresado que: "El día que yo me muera no tienen que llorar, tienen que bailar, tienen que cantar, hacer una fiesta en la plaza porque hice lo que quise y dije lo que quise".

Los restos de Bonafini descansan en la Plaza de Mayo, al igual que los de Azucena Villaflor de Vicenti, la primera madre, cuyas cenizas permanecen enterradas en la base de la Pirámide de Mayo, el mismo sitio donde hace 45 años las mujeres de pañuelo blanco comenzaron su lucha por los derechos humanos contra el terrorismo de Estado.

El 30 de abril de 1977, en pleno auge de la dictadura cívico militar, un grupo de mujeres encabezadas por Villaflor de Vicenti se concentraron por primera vez en el centro de la Plaza de Mayo y desde entonces jamás dejaron de hacerlo.

Bonafini había nacido en la ciudad de Ensenada el 4 de diciembre de 1928 y en 1942 se casó Humberto Bonafini, con quien tuvo tres hijos: Jorge Omar, Raúl Alfredo y María Alejandra. A comienzos de 1977 su hijo mayor Jorge Omar fue secuestrado y desaparecido en La Plata, y en diciembre de ese mismo año corrió la misma suerte su otro hijo, Raúl. Además, al año siguiente desapareció su nuera, María Elena Bugnone Cepeda, esposa de Jorge.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar