miércoles 28 de septiembre de 2022
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Consejo Directivo

La CGT repudió el atentado a CFK, pero no llamó a un paro

El Consejo Directivo de la CGT se encolumnó detrás de la vicepresidenta, pero la posibilidad de una huelga se enfrió con el correr de las horas

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
2 de septiembre de 2022 - 20:42

La conmoción que causó el atentado contra Cristina Kirchner tuvo respuesta esta mañana en la CGT. El consejo directivo convocó a una reunión de urgencia en el edificio de Azopardo 802, para evaluar la inesperada agresión contra la vicepresidenta cuando anoche llegaba a su casa de Recoleta. Entre otras medidas y pronunciamientos de los líderes sindicales, se rumoreaba que el sector más kirchnerista de la central obrera iba a impulsar un paro nacional con movilización para el próximo lunes 5. Otros dirigentes, identificados con los “Gordos”, preferían evitar la huelga y declarar el estado de alerta y movilización. Definirían el lunes, a las 16, con otra reunión, los pasos a seguir. Prevaleció esta última opción.

Temprano llegaron a la CGT referentes del Frente Sindical que lidera Moyano junto a la CTA de Hugo Yasky, además de hombres de la Corriente Federal de Trabajadores, conglomerado de gremios kirchneristas. Se reunieron en la biblioteca de Azopardo, Hugo y Pablo Moyano, Hugo Yasky (CTA), Sergio Palazzo (Bancarios), Roberto Baradel (SUTEBA), Omar Plaini (Canillitas), Mario “Paco” Manrique (Smata), Daniel Catalano (ATE Capital), Roberto Pianelli y Néstor Segovia (Metrodelegados). Justamente, este sector era el que traía en el bolso la propuesta del paro nacional, con una eventual movilización hasta el edificio de Tribunales donde funciona la Corte Suprema de Justicia. Esto, claro, para repudiar al máximo tribunal de la Nación, por lo que ellos consideran una persecución judicial hacia Cristina Kirchner.

Mientras esto ocurría, por otro lado, iban llegando a la CGT los dirigentes de los “Gordos”, para preparar la reunión del Consejo Directivo. Entre otros, Héctor y Rodolfo Daer, Carlos Acuña, José Luis Lingeri, Julio Piumato, Andrés Rodríguez y Gerardo Martínez. Una fuente sindical contó a TN que “no cayó nada bien en los ‘Gordos’ la previa que hicieron los Moyano con dirigentes de la CTA y otros gremios que hoy están afuera de la CGT”.

Lo que en principio iba a ser un encuentro breve, expeditivo, para pronunciarse orgánicamente sobre el repudio a la agresión que sufrió la vicepresidenta, la reunión duró varias horas porque no llegaban a un acuerdo. Finalmente, se enfrió la posibilidad de anunciar la huelga, pero quedó latente con el “estado de alerta y movilización” que finalmente se comunicó en conferencia de prensa. “La CGT se declara el estado de alerta permanente, de sesión permanente, convocándose para el día lunes a las 16 para volver a analizar cómo sigue la situación”, declaró Daer.

Además, le exigieron a la Justicia “celeridad y responsabilidad de encontrar si hay algo detrás de esta persona” que le gatilló en la cara a la titular del Senado. “Queremos arrancar esta conferencia repudiando enérgicamente el acto de agresión sin precedentes en la historia reciente de nuestro país con el intento de matar a la compañera Cristina Fernández de Kirchner, vicepresidenta de la Argentina, expresidenta y de una larga trayectoria en el peronismo”, afirmó Daer.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar