jueves 9 de febrero de 2023
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Robo de bebés: falta de mérito para Torrealday

La Cámara de Apelaciones no encontró elementos suficientes para dictar el procesamiento. El abogado defensor pedirá el sobreseimiento

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

La Cámara Federal de Apelaciones de Paraná definió la situación procesal del médico pediatra paranaense Miguel Torrealday. El Tribunal declaró la falta de mérito para el dueño del Instituto Privado de Pediatría -IPP-, imputado en la causa que investiga la desaparición del hijo de Raquel Negro y Tulio Valenzuela, hermano mellizo de Sabrina Gullino quien recuperó su identidad en 2008.

Walter Rolandelli, abogado defensor del médico explicó a 9 Ahora: "El juez no encontró elementos suficientes en este estado procesal para dictar el procesamiento por el delito de la sustracción de la identidad del menor, delito que le endilgaban a Torrealday". A partir del dictado de la falta de mérito "la causa sigue, deberá avanzar la investigación y, si todo sigue así, oportunamente solicitaremos el sobreseimiento", dijo Rolandelli.

Torrealday realizó su declaración testimonial 10 días atrás: "Este era el plazo que el juez tenía para definir la situación procesal. Finalmente fuimos notificados del dictado de la falta de mérito". El argumento sostenido por el imputado en su declaración fue que el IPP tenía "un sistema abierto en el que cualquier médico internaba a su paciente. Antes pasaba por administración y lo anotaba, pero la administración era independiente a Torrelday. Así también lo entendió su Señoría".

Raquel Negro dio a luz mellizos -un varón y una mujer- estando en cautiverio en el Hospital Militar de Paraná, en 1978. Los recién nacidos fueron derivados al IPP y donde quedaron registrados con identidades falsas. Los 2 recibieron el alta el 27 de marzo, fecha en la que la niña -Sabrina Gullino- fue abandonada en un convento de Rosario. Ella recuperó su identidad en 2008 y desde entonces busca a su hermano. 

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar