viernes 18 de noviembre de 2022
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Concepción del Uruguay

Preventiva para el estafador de las "viviendas sustentables"

Dictaron prisión preventiva para el hombre que estafó a más de 10 personas en Concepción del Uruguay bajo la promesa de las "viviendas sustentables".

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Se dispuso la prisión preventiva de Claudio Aníbal Paz por el plazo de 90 días. Se trata del hombre de 42 años, que se encontraba prófugo y fue detenido por denuncias de estafas. Las personas denunciantes son más de una decena y fueron estafadas en planes de "Viviendas Sustentables" en Concepción del Uruguay.

La Fiscal del Caso, doctora Gabriela Seró, solicitó este lunes la prisión preventiva. El acusado se declaró inocente y se justificó por los perjuicios que le causó la pandemia Covid. Las estafas son superiores a los 200 mil dólares y pesos argentinos.

Los hechos ocurrieron entre 2019 y 2022

Este lunes cerca del mediodía, se realizó la audiencia ante el juez de Garantías, doctor Gustavo Díaz, hallándose presentes en Sala, la fiscal, el doctor José Ostolaza (querellante de una damnificada), la defensora oficial, doctora Valeria Irel y el acusado.

La doctora Seró dio detalles de los hechos imputados, señalando que son 13 los vecinos damnificados, señalando que en todos los casos, Paz realizó los contratos ante escribanos públicos, en los que se comprometía a construir viviendas, recibiendo adelantos en efectivos y compromisos de cuotas, agregando que recibió importantes sumas en dólares y en pesos.

La fiscal explicó que en algunos casos dio inicio a obras que nunca completó y en otros jamás hizo trabajo alguno, recibiendo con el tiempo los reclamos y denuncias de los damnificados.

Según consta en el expediente, hay denuncias de damnificados, en las que señalan que fueron amenazados por Paz, incluso haciendo temer por sus vidas, contándose con mensajes claramente del tipo mafiosos, como pruebas fundamentales para probar estos actos intimidatorios.

La doctora Seró resaltó la importancia de estos boletos firmados, ya que tienen como testigos a los mismos escribanos, sumado a las pruebas documentales y desgravaciones de celulares.

En su extenso alegato, la fiscal confirmó que el acusado no tiene domicilio fijo, constando varias direcciones aportadas por este en distintos puntos. También dijo que estuvo prófugo desde enero del 2022, llegándose a él, por el trabajo de la División Investigaciones de la Departamental Uruguay y la colaboración del Departamento de Delitos Económicos de la Superintendencia de Investigaciones de la Policía de la Provincia de Neuquén, que permitió dar los cruces de llamadas, que llevaron a localizar el celular de Paz operando en la ciudad de General Roca, provincia de Río Negro donde fue detenido.

En parte de su alegato, la doctora Seró destacó que Paz ya tiene antecedentes por maniobras anteriores en el sur del país y que además en las últimas horas se sumó un pedido de una vecina de Colón para acercarse a Concepción del Uruguay, a denunciar ser víctima de este personaje siniestro, explicando que no lo hizo antes por temor.

Con todos estos elementos, la Fiscalía espera llevar a juicio al acusado, pero primeramente quiere completar la investigación y llegar a determinar el perjuicio causado a cada uno de los damnificados, ya que se está hablando de más de 200 mil dólares y miles de pesos, perjuicio económico que deberá ser actualizado a la fecha, sobre todo en aquellos que pagaron los adelantos en moneda nacional, por lo que pidió la prisión preventiva por 90 días, para evitar riesgos, como ser la posibilidad de fuga y la de entorpecimiento.

Por su parte la Querella adhirió al pedido del Ministerio Público Fiscal en todos los puntos y consideró que es necesario asegurar que Paz esté sometido al debido proceso.

Se opuso y pidió domiciliara

Como era de esperar, la doctora Irel, defensora oficial, se opuso a la solicitud de las partes acusadoras, alagando que su cliente tuvo serios problemas económicos a partir de la pandemia y que lo llevaron al incumplimiento, pero que su propósito era solucionar todo.

La Defensas pidió morigerar la medida con una prisión preventiva domiciliaria, a cuidado de un vecino de Concepción del Uruguay, amigo del acusado.

Negativa fiscal

La replica de la fiscal no se hizo esperar, señalando al juez que la persona ofrecida como cuidadora, estaba con Paz en Río Negro al momento de la detención y está íntimamente relacionada con el acusado en este tipo de trabajos de construcción, lo que no garantía en absoluto que se cumpla con la medida, por lo que se opuso terminantemente.

Palabra del acusado y resolución del juez

Claudio Aníbal Paz, hizo uso de la palabra e intentó convencer al magistrado para que no se aplique la medida. El estafador, dijo que no está acostumbrado a estar encerrado en una celda, porque es un trabajador y no un delincuente, por lo que pidió encarecidamente al juez que lo saque de su encierro, dando a entender que en este lugar se manejan códigos tumberos a los que él no está acostumbrado y temería por su integridad.

«No duermo bien. No soy un estafados, soy un labrante», dijo en su intento de liberse de la Prisión preventiva.

Tras escuchar al imputado, el juez analizó los alegatos de las pares, considerando que hay elementos más que suficientes para esta etapa que comprometen Paz y se debe asegurar su comparecencia y el mantenimiento de la seguridad de testigos, por lo que ordenó los 90 días de PP, siendo los primeros 30 en la Comisaría Primera y luego que sea derivado a una unidad carcelaria, publicó 03442.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar