sábado 19 de noviembre de 2022
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
A pocos kilómetros de Paraná

Inseguridad extrema: coparon una comisaría, robaron armas y un patrullero

Una banda armada irrumpió este jueves a la madrugada en la seccional policial de la localidad ubicada a 20 kilómetros de la ciudad de Santa Fe.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Una banda armada copó este jueves a la madrugada la Subcomisaría 20ª de Arroyo Leyes, a 20 kilómetros de la ciudad de Santa Fe y 33 kilómetros de Paraná. De acuerdo a las primeras informaciones, entre seis y ocho delincuentes redujeron a los dos policías que estaban de guardia, les quitaron las armas reglamentarias y huyeron del lugar en un patrullero y un auto que le robaron a un vecino.

El móvil policial en el que se dieron a la fuga los delincuentes fue hallado abandonado en la cercanías de Colastiné, mientras que el auto fue hallado a pocos kilómetros del lugar del copamiento. En el lugar trabajaron funcionarios del Ministerio Público de la Acusación (MPA) y efectivos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC).

El presidente comunal de Arroyo Leyes, Eduardo Lorinz, señaló que lo ocurrido este jueves "fue algo extremadamente grave. No es algo que suceda cotidianamente. Nos llama poderosamente la atención que ocho personas en un vehículo lleguen a una comisaría, reduzcan al personal, se lleven las armas de los agentes, la camioneta policial, después salgan de la comisaría y que a 50 metros de ahí roben en una casa quinta, se lleven otros elementos y un auto más".

"Después a diez kilómetros de Arroyo Leyes, en la zona de Colastiné, esta gente fue interceptada por la policía. Se produjo un tiroteo y allí abandonan el auto y la camioneta. Hasta ahora no han capturado a nadie", agregó el mandatario en declaraciones radiales.

Las dudas del presidente comunal

Lorinz, quien pertenece al Frente de Todos, exhibió su preocupación porque sospecha de una cuestión política detrás de este episodio. "Es muy llamativo lo que sucedió. Estamos a 20 kilómetros de Santa Fe capital por ruta provincial 1. Es muy raro que vengan a una comisaría tan lejana para llevarse pistolas, escopetas, habiendo otras comisarías más cerca, con idéntica cantidad de personal de guardia".

"Arroyo Leyes es una localidad muy joven, la de mayor crecimiento demográfico de la provincia de Santa Fe. Es muy tranquila. No se caracteriza por altos índices delictivo. Hemos tenido robos, pero intervino la policía con patrullajes y controles y así bajaron los índices. Tuvimos una ola de ilícitos antes de las elecciones pasadas. No quiero acusar a nadie, pero creo que cuestiones que tienen que ver con la política", subrayó el mandatario.

Lorinz dijo que ese tipo de situaciones "siempre terminan con vecinos pidiendo cuentas al funcionario de turno. Esto causa un impacto negativo. Nos parece muy raro que vengan desde tan lejos a producir este hecho. En la subcomisaría había dos personas detenidas hace tres meses. Los delincuentes no las liberaron. La banda no vino a liberar a esas personas. Fueron por las armas, que no había hecho, y se llevaron un móvil policial, algo muy llamativo".

"Mi primera lectura me lleva a pensar que pudo haber algo más detrás" del copamiento. "Estamos a 20 kilómetros de Santa Fe. La ruta es muy patrullada y también en calles comunales. A tal punto que los delincuentes fueron interceptados y hubo un tiroteo, abandonaron los autos. Es algo que no ocurre habitualmente. Tengo muchas dudas por cómo ocurrió todo esto. Actuó mucha gente, se llevaron armas, corrieron un riesgo grande".

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar