viernes 18 de noviembre de 2022
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Homicidio de Concordia

Homicidio de Concordia: la presunta confesión de un acusado

En una segunda declaración, uno de los tres imputados cargó a otro la autoría del homicidio de Daniel Pérez en Concordia.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Uno de los tres imputados en el homicidio de Daniel Pérez, quien apareció muerto con un disparo en la cabeza y calcinado en un descampado al norte de la ciudad de Concordia el domingo 25 de septiembre, realizó una segunda declaración. De este modo amplió, desmintió y clarificó sus manifestaciones iniciales. El Dr. Diego Briseño, defensor de Alejandro Verón, habló con El Heraldo sobre el relato que conforma la defensa actual del imputado.

La Fiscalía, hasta el momento, entiende que el disparo y muerte de Pérez sucedió en la casa de Francisco Gómez; se habría usado el auto de Verón Alejandro para trasladar el cuerpo hasta el descampado y Gustavo Godoy sería el autor del disparo. Por esto los tres recibieron prisión preventiva efectiva por 90 días.

SEGUNDA DECLARACIÓN DE VERÓN (nuevo abogado):

Si bien en un inicio manifestó que había prestado su automóvil Volkswagen Bora y que no había estado con Godoy y Gómez, este miércoles 5, en una segunda entrevista y bajo la representación de Diego Briseño (su nuevo representante legal), se enfrentó al Fiscal confesando que eso no fue así. Explicó que esa declaración fue parte de una estrategia legal que habían acordado con su anterior abogado quien ya no lo representa.

LA VERSIÓN DE VERÓN, SEGÚN BRISEÑO:

Aparentemente el sábado -cuando sucedió el crimen- el señor Gómez le pidió el auto para usar a la noche, a Alejandro no le resultó raro, ya que no era la primera vez. PARÉNTESIS: Ese sábado entre las 19 y 20 aproximadamente, apareció en su casa Godoy pidiéndole si tenía un arma para prestarle. Verón le dijo estás loco, no tengo un arma (…), luego se fue. Más tarde -sábado- Verón salió a comprar comida, hay cámaras que lo muestran yendo y volviendo, además los mismos dueños de los negocios pueden corroborar esa información. Alrededor de las 22, Gómez comenzó a insistir, con mensajes y llamados, pidiéndole que vaya con urgencia. Alejandro fue con el auto a la casa de Gómez donde lo estaban esperando junto a Godoy con el portón abierto, entró el auto marcha atrás -no bajó- y los mencionados cargaron en un minuto “algo” en el baúl, pero no vio lo que cargaron.

EL TRASLADO DE PÉREZ EN EL BAÚL

El dueño de casa, sin muchas explicaciones, indicó que no irían al taller, “vos manejá, yo te voy diciendo”. Si bien Verón se quejó porque empezó a sentir olor a nafta, le dijeron “no pasa nada, vos seguí, seguí…”.

Según manifestó a la fiscalía y el abogado le contó en entrevista a El Heraldo, fueron a donde luego se encontró el cuerpo de Pérez. Estaba totalmente oscuro y mi cliente cuenta que no vio nada, bajaron los otros dos y le dijeron, “andá dando vuelta el auto”. Mientras Verón realizaba la maniobra y estacionaba un poco más adelante, Godoy y Gómez ya regresaban, se subieron y regresaron.

En el viaje de regreso y notando el nerviosismo de sus compañeros, comenzó a hacer preguntas sobre lo que estaba pasando y Gómez le habría dicho “este bol… (por Godoy) se la mandó”. Insistió varias veces y la respuesta fue la misma. Esa noche, en la despedida, Alejandro, todavía sin entender le habría preguntado a Gustavo Godoy: “¿Pero… qué hiciste?” y él le habría dicho, “me la mandé”.

EL LUNES

Ese día Alejandro viajó a Buenos Aires a llevar a un hombre a una clínica médica porque traslada personas y cobra por ese servicio.

En el camino -cerca del puente Zárate Brazo Largo- recibió un llamado enterándose de la aparición en el descampado de Daniel Pérez y de que Gómez (dueño de la casa) habría declarado en la Fiscalía.

ENTORPECIMIENTO

En relación a lo que la justicia le reclama a Verón, su abogado manifestó, él me dice que lavó ese mismo día el auto porque tenía mucho olor a nafta. Por otro lado, el tema de la alfombra donde supuestamente aparecieron manchas de sangre y la policía tomó muestras, sería imposible porque a la alfombra la puso el día domingo. El martes también lavó el auto ya que desde una concesionaria de autos le mandaron un mensaje -lo que también se va a acreditar-, porque estaba pagando un plan para sacar una camioneta hace unos meses y tenía que llevar el auto a tasar.

Cerrando la entrevista, el Dr. Diego Briseño manifestó que para todo el relato existen pruebas y que muchas cosas se irán aclarando con las mismas pericias de cámaras, celulares, testigos, etc.

Fuente: AHORA El Heraldo

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar