miércoles 12 de junio de 2024
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Santa Fe

Dos pitbull atacaron a una nena de un año: pelea por su vida

Una pequeña y su abuela fueron atacadas por dos pitbull el sábado a la noche en Santa Fe. Ambas están internadas en grave estado

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Un feroz ataque de dos perros Pitbull a una abuela y su nieta ocurrido el sábado por la noche en barrio Santa Rosa de Lima de Santa Fe vuelve a poner sobre la mesa el debate sobre la tenencia responsable de este tipo de animales.

La niña, de un año, quedó internada grave en la Terapia Intensiva del Hospital Alassia, mientras que su abuela, de 46 años, estaba internada en el Hospital Cullen con la cara desfigurada, entre otras lesiones. Ambas habían salido de su casa el sábado cerca de las 22 horas, para ir a comprar un jugo a un kiosco del barrio cuando padecieron el sorpresivo ataque de los perros. También iba con ellas la otra nieta, de 8 años, que alcanzó a escapar ilesa.

Este lunes por la mañana los familiares aguardaban las novedades médicas de ambas víctimas, en el Hospital de Niños y en el Hospital Cullen. De la abuela se supo que evaluaban su traslado a una clínica privada. La niña permanecía grave en Terapia.

La pequeña sufrió “fracturas costales, que a su vez le provocaron un hemoneumotórax”, explicó el médico Pablo Ledesma, desde el Hospital Alassia. Por ese motivo continuaba internada en la Terapia “con asistencia respiratoria mecánica”, dijo, y agregó que, “al momento” se encuentra “hemodinámicamente compensada”.

De acuerdo a lo informado, ambos perros Pitbull blancos -uno con manchas negras, otro marrones- se habrían escapado de la vivienda a donde vivían y perpetraron el ataque, en la zona de Hermano Madeo 2900 (altura de Hipólito Irigoyen).

Avisados de los hechos, la policía solicitó la intervención de la Unidad Ecológica. Pero el personal se negó a retirar a los perros debido a su clasificación como de alto riesgo. Más tarde actuó la justicia a través de la fiscalía de turno, se trasladó a la propietaria de los perros a una dependencia policial y se inició una investigación penal.

Fuente: El Litoral

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar