sábado 17 de febrero de 2024
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Juicio abreviado

Dos hermanos fueron sentenciados por un homicidio en Paraná

Los hermanos Hernán y Joaquín Silva, autores del crimen de Ivo Pérez, cumplirán 11 y 13 años de cárcel. Mataron a un joven a golpes en un comercio

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

En un juicio abreviado realizado este miércoles ante el juez del Tribunal de Juicio y Apelaciones, Rafael Cotorruelo, los hermanos Hernán Bautista Abrahan Silva, de 21 años, y Joaquín Ismael Silva, de 23 años fueron sentenciados por el homicidio de Ivo Pérez, ocurrido en mayo en Paraná. Fue a 11 años y 13 años de cárcel respectivamente.

En el acuerdo presentado ante el magistrado, ambos reconocieron haber asesinado a golpes al muchacho de 28 años, en el interior de una sodería, en calle Francia de Paraná. Justamente, en la presentación del acuerdo, los fiscales Juan Malvasio y Santiago Brugo, junto a la defensora oficial Romina Cian y el querellante Claudio Berón, coincidieron en valorar la carga probatoria, como el reconocimiento del hecho por parte de los dos acusados: los hermanos Hernán .

El hecho por el que fueron condenados los hermanos

El crimen tuvo lugar en un local de calle Francia, luego de una intensa persecución. El cuerpo de la víctima quedó tendido dentro del predio de una empresa de bebidas, donde intentó refugiarse. No obstante, quienes estaban detrás de él lo hallaron y le dieron muerte. La víctima fue identificada como Ivo Pérez.

Los autores, detenidos horas después del suceso, se encuentran con prisión preventiva en la cárcel de Victoria. Son hijos de Justo "Suru" Silva, quien murió en la cárcel de Victoria cuando prendieron fuego una celda. El hombre, de 53 años, fue una de las seis personas que falleció calcinada el 7 de junio de 2018 cuando Ramón Bebe Framulari, Maximiliano Coyi Chamorro y Kevin Paniagua arrojaron en el interior de la celda N° 2 un colchón prendido fuego.

Sobre los hermanos detenidos, se recordó que uno cumplió una condena de ocho años por homicidio, por lo que hacía poco tiempo había salido de la cárcel.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar