La madrugada del jueves 22 de febrero pasado se convirtió en un calvario para un joven de 28 años que había ido a bailar a un boliche del centro porteño. Lejos de divertirse, terminó drogado y violado por dos hombres que lo esposaron a una cama toda la noche.

La víctima conoció a los dos hombres, de 19 y 47 años, dentro del local ubicado en Cerrito y avenida Santa Fe, a metros del Obelisco. Lo invitaron a tomar una cerveza y él aceptó sin saber que le habían puesto la droga conocida como "burundanga" a la bebida.

Cuando el joven empezó a sentirse mal le ofrecieron llevarlo a un hospital pero, en cambio, lo subieron a un taxi y fueron hasta el departamento de uno de ellos en Almagro. Adormecido, lo inmovilizaron y abusaron sexualmente de él.

El joven se despertó cerca de las 9 de la mañana. Escapó del lugar y se fue directo a la fiscalía a cargo de Caamaño Iglesias Paiz, donde realizó la denuncia. Los informes médicos confirmaron más tarde lesiones compatibles con su relato y se ordenaron allanamientos en simultáneo tanto en el boliche como en la vivienda donde ocurrió la violación.

Fuente: TN

Comentá y expresate