Nelson Lafauci es el propietario de un terreno ubicado cerca del ingreso a la Toma Vieja de Paraná, que por estos días es materia de polémica por encontrarse cercado con un tejido.

Todo surgió de un video que circuló en las redes sociales, que derivó en un proyecto posterior de Cristina Sosa, concejal justicialista, donde solicitó que se realice una presentación en la Justicia pidiendo un amparo para que el propietario deje de modificar el lugar, a la par de que se avance en la expropiación del lugar por parte del Estado.

"En 2013 la intendencia de Blanca Osuna pidió la expropiación y se la dieron, pero demoró un año en iniciar el trámite. Mientras tanto usurparon el terreno, antes incluso de que haya Ley de Utilidad. Hicieron lo que quisieron. Pero la ley murió, a fines de 2015, sin que me pagaran la tasación oficial. El Consejo de Tasación es el que tasa, pero Osuna quería pagar menos. Entonces yo invalidé la tasación del Banco Nación, que no tenía nada que ver" explicó Lafauci al Nueve. Y agregó: "Esta propiedad no es pública, no pasó a dominio del Estado Municipal porque Osuna no quiso pagar".

Luego del proceso de expropiación, el dueño del terreno inició un juicio por "usurpación" contra el municipio, pero perdió: "La jueza dijo que no pude demostrar nada".

Pasado el tiempo, Lafauci volvió a su terreno, el cual pretende explotar con fines comerciales, y lo ocupó: "Hice lo que tenía que hacer. Puse un cerco, para tener más seguridad. Porque acá vienen familias, pero también vienen otros con malos hábitos. Si el Estado quiere expropiar está en su derecho de hacerlo, pero primero que haga todo el recorrido de nuevo y que me pague lo que corresponde. Y si no me dan las habilitaciones comerciales me voy a venir a vivir y listo. No me pueden prohibir que lo haga".

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate