Con orden judicial, agentes de Prefectura Naval de Concepción del Uruguay realizaron un importante allanamiento en el museo "Carlos Anadón" de Victoria, donde secuestraron dos estatuas de mármol de Carrara. Desde ese momento, comenzó la polémica.

De acuerdo al pedido de secuestro que dispuso la Justicia de Concepción del Uruguay, serían las que fueron robadas en 1991 del Palacio San José, casa del caudillo Justo José Urquiza. Sin embargo, desde el museo de Victoria niegan terminantemente esto y aseguran que son otras, de la misma serie histórica creadas en el siglo XIX.

La información del procedimiento judicial fue confirmada a AHORA por fuentes de la fuerza federal. "Tenían roturas específicas porque en su momento fueron tiradas de los pilares donde estaban en el Palacio. Fueron comparadas con los restos que quedaron en el lugar", argumentaron.

Una vez que secuestraron las estatuas, fueron trasladadas a Concepción del Uruguay, en resguardo de Prefectura y a disposición de la Justicia. Ahora, polémica en puerta, serán peritadas, con el objeto de concluir la propiedad.

Enojo de Victoria

En diálogo con En el Dos Mil También, Claudio González, titular del museo de Victoria, se mostró molesto: "Hemos sido despojados por una orden judicial que es absolutamente sinsentido por cuanto tenemos miles de documentos que acreditan que esas estatuas están en Victoria desde 1874".

En esta línea, contó la historia: "Tenemos fotografías anteriores a 1910 cuando se las sacó de la plaza para instalar el caballo de San Martín, y que estuvieron expuestas en avenida Centenario desde entonces hasta 2003, oportunidad en que se robaron dos".

Al respecto, se quejó: "Las dos que hoy están en el Palacio de San José sabemos que no son las que nos robaron a nosotros. Lo que ignoran desde Concepción del Uruguay es que no son las únicas estatuas de los continentes que hay en el país".

En este sentido, explicó que "en el siglo XIX este tipo de estatuas se hacían por lotes. Se hacían varias copias y se vendían a buen precio. Se compraban para ornamentar espacios públicos o grandes monumentos. En el caso de Victoria estuvieron en la plaza central".

A pesar de las similitudes, González advirtió que "hay diferencias que se pueden identificar", además de que "el paso del tiempo deja marcas que no se repiten en los otros conjuntos". Para saber esto, serán claves los peritos.

Comentá y expresate