El fútbol, para muchos chicos y adolescentes, es una salida para no caer en adicciones y otros flagelos. Sin embargo, y pese a estar contenidos, no siempre el objetivo de mantenerlos sanos se concreta.

"Me han tocado jóvenes que están toda la semana bien, pero llega el fin de semana y vienen a jugar en un estado deplorable. No son prácticamente dueños de sus actos" explicó Adrián López, entrenador de fútbol de Paraná.

En este informe especial de Cuestión de Fondo, el periodista Juan Cruz Butvilofsky indagó respecto de una tremenda realidad, que padecen muchos adolescentes de nuestra provincia. El Estado, a ellos, no llega.

Mirá la primera parte:

Embed

Mirá la segunda parte:

Embed

Comentá y expresate