No se puede excluir que Oumuamua, el primer asteroide interestelar detectado en el Sistema Solar, sea una sonda enviada por "seres inteligentes" extraterrestres. Así lo sostiene en una entrevista con Spiegel el profesor Avi Loeb, director del departamento de astronomía de la Universidad de Harvard, quien asegura que "pensar en civilizaciones distantes no es especulativo".

"Cuanto más descubrimos, más extraño se vuelve"

Loeb, autor de más de 700 artículos sobre fenómenos astrofísicos, explica que Oumuamua —que fue descubierto en octubre de 2017 y cuyo nombre significa 'primer mensajero' en hawaiano— tiene una serie de características difíciles de explicar. "Cuanto más descubrimos" sobre este objeto, "más extraño" se vuelve, afirma.

Así, su brillo "cambia dramáticamente", sugiriendo que tiene "una forma muy rara", probablemente la de un disco o de un cigarro. Por otro lado, la órbita del Oumuamua "difiere significativamente" de una formada solo por el campo gravitatorio del Sol, lo que apunta a la existencia de una "fuerza adicional" que actúa sobre este objeto cósmico.

Embed

"Mientras no haya una explicación natural" a los misterios relacionados con el asteroide, "nos queda la posibilidad de que sea un producto artificial", una "vela ligera hecha por seres inteligentes", estima Loeb.

En la misma línea, apunta que, "si el Oumuamua es un objeto errante al azar, cada sistema solar tendría que producir millones de miles de millones de tales objetos", por lo que no descarta la posibilidad de que se trate de "una misión dirigida", incluso de una sonda espacial enviada en misión de reconocimiento.

El astrónomo recalca que "vivimos en un tiempo especial" en cuanto a las posibilidades de encontrar respuesta a "la más fundamental de todas las preguntas": si estamos solos en el universo. Por un lado, en los últimos años hemos descubierto "cuán extendida puede estar la vida en nuestra galaxia", explica el científico, recordando que el satélite Kepler nos enseñó "que cada cuarta estrella tiene un planeta similar a la Tierra, con temperaturas favorables para el surgimiento de la vida". En segundo lugar, "hoy tenemos la tecnología necesaria" para investigar la posible existencia de vida inteligente extraterrestre.

El profesor defiende que "pensar en civilizaciones distantes no es especulativo". "Sabemos que existimos, por lo que al menos una forma de vida ha desarrollado tecnología avanzada. Y sabemos que hay condiciones similares a las de la Tierra en una cuarta parte de todos los sistemas planetarios alrededor de otras estrellas", detalla el científico, y añade: "¿Por qué, entonces, no debería haber seres inteligentes en otra parte?".

  • La naturaleza del Oumuamua ha venido rodeada de un aura de misterio desde el día en que fue descubierto por astrónomos de la Universidad de Hawái en octubre de 2017.
  • Recientemente, investigadores del Instituto SETI informaron que las observaciones a largo plazo no detectaron señales de radio artificiales en la superficie de este objeto rocoso, pero aún no descartan que pudiera ser de naturaleza alienígena.

RT

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate