El Club Deportivo Al Khader de Palestina envió una carta a Claudio Tapia, presidente de la Asociación Argentina de Fútbol -AFA-, con la intención de que todo el equipo que organiza los partidos de la Selección desista de sus intenciones de jugar un amistoso frente a Israel. El pedido se da en un momento de escalada de violencia y ataques que están siendo denunciados por ciudadanos palestinos y tras varias muertes que causaron conmoción y cargaron de tensión a la región.

"Les escribimos del Club Deportivo Al Khader, cerca de Belén, en el territorio palestino ocupado, como colegas jugadores de fútbol. Entendemos que están planeando un partido de fútbol 'amistoso' con la selección nacional de Israel el 6 de junio. Le pedimos que no se juegue este partido", aseguraron en la misiva, donde denunciaron que el evento deportivo será utilizado como medio de propaganda para perpetrar los ataques.

En otro fragmento, indicaron: "Estos partidos de exhibición ayudan a garantizar la impunidad que permite a Israel seguir incluyendo el asesinato y la mutilación de jóvenes futbolistas palestinos entre sus muchos delitos". "No podemos permanecer en silencio mientras una selección tan importante como Argentina hace planes para venir aquí a jugar un partido 'amistoso' que será utilizado por Israel para lavar su régimen de apartheid", aseveraron.

La carta completa a la Selección Argentina de Fútbol

Estimado Claudio Tapia, jugadores, directivos y personal de la Selección Argentina,

18 de mayo, Belén, Palestina ocupada

Les escribimos del Club Deportivo Al Khader, cerca de Belén, en el territorio palestino ocupado, como colegas jugadores de fútbol. Entendemos que están planeando un partido de fútbol “amistoso” con la selección nacional de Israel el 6 de junio. Le pedimos que no se juegue este partido.

Escribimos esta carta porque todavía estamos sufriendo la pérdida de nuestro compañero de equipo, Mohammad Ghneim, de 19 años.

Mohammad recibió un disparo en la espalda de soldados israelíes cerca de la casa de su familia, no lejos de donde el famoso muro del apartheid de Israel atraviesa nuestra tierra, robando granjas, recursos hídricos y separando las ciudades palestinas entre sí.

Antes de que pudiéramos siquiera comenzar a recuperarnos del asesinato de Mohammad, la semana pasada los soldados israelíes mataron a tiros a otro joven futbolista palestino prometedor, Thaer Yazouri, de 18 años, en la ciudad palestina de al-Bireh, cerca del asentamiento ilegal israelí de Psagot. Ese mismo día, los soldados israelíes también dispararon y mataron a la renombrada periodista palestina Shireen Abu Akleh mientras informaba sobre una incursión militar israelí en Jenin, en la Cisjordania ocupada.

Antes de eso, estábamos de duelo por Saeed Odeh, de 16 años, un jugador del Balata FC asesinado a tiros por soldados israelíes el año pasado, su sueño de jugar para la selección nacional palestina se vio truncado.

Antes de eso, demasiados otros.

Amnistía Internacional, en sus numerosos informes sobre los ataques mortales de Israel contra los palestinos, ha dicho que Israel muestra “un desprecio impactante” por la vida de los palestinos.

El informe más reciente de Amnistía Internacional, que declara a Israel culpable del crimen de lesa humanidad del apartheid, describe los asesinatos de palestinos por parte de Israel como “sistemáticos, ilegales y arbitrarios”. Detalla cómo el régimen del apartheid de Israel ha tratado sistemáticamente a los palestinos en todas partes como un “grupo racial inferior”, negándonos los derechos humanos básicos.

Cada uno de estos actos criminales del régimen del apartheid de Israel ha dejado a nuestro equipo devastado, pero también determinado.

Mohammad, al igual que Thaer, Saeed y muchos otros, ya no están con nosotros en la cancha, pero honramos su espíritu al continuar esforzándonos por lograr nuestros objetivos como equipo y como palestinos que luchan por la libertad, la justicia y la igualdad.

No podemos permanecer en silencio mientras una selección tan importante como Argentina hace planes para venir aquí a jugar un partido “amistoso” que será utilizado por Israel para lavar su régimen de apartheid. Estos partidos de exhibición ayudan a garantizar la impunidad que permite a Israel seguir incluyendo el asesinato y la mutilación de jóvenes futbolistas palestinos entre sus muchos delitos.

No hay nada “amigable” allí.

Los instamos a que cancelen este partido y, en cambio, se una al número sin precedentes de jugadores, equipos y atletas profesionales que defienden los derechos de los palestinos y se niegan a lavar el apartheid israelí.

Les pedimos que mantengan el número 14 en su mente. Era el número de la camiseta de nuestro compañero Mohammad. Ya no puede jugar, pero al cancelar este partido, pueden ayudar a responsabilizar a Israel y evitar que continúe matando las vidas y los sueños de los jóvenes jugadores palestinos.

Le pedidos que honren a Mohammad, Thaer y Saeed, como a tantos otros. Por favor, cancelen su juego, ya que no hay nada “amistoso” en jugar con el apartheid.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que el horario de cursado se extienda una hora?

50% Si, estoy de acuerdo
50% No estoy de acuerdo
Total 20 votos

Las Más Leídas