Pese a las advertencias de Buses Paraná, los choferes de colectivos nucleados en UTA continuarán este viernes con la retención de servicios en dos franjas de tres horas que vienen llevando adelante desde el martes.

Así se lo hicieron saber fuentes del gremio a AHORA. Al margen de que las empresas enviaron un comunicado señalando que el pago exigido no está firme y que, en caso de continuar las medidas, se aplicarían suspensiones o incluso despidos, el sindicato se mantiene firme en su postura de parar el servicio entre las 8 y las 11 y entre las 14 y las 17.

De ese modo se concretará la cuarta jornada con retención de servicios, a la espera de un solución o el posible recrudecimiento el del conflicto.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate