La fase de ensayos clínicos de una potencial vacuna china contra el COVID-19 comenzó este miércoles en Perú, donde será aplicada por dos universidades locales a 6.000 voluntarios.

Este miércoles y el jueves empezamos a aplicar las vacunas”, dijo a la agencia de noticias AFP el doctor Germán Málaga, investigador de la Universidad Cayetano Heredia, encargada de la selección de los primeros 3.000 voluntarios.

Los voluntarios tienen entre 18 y 75 años y no deben haber contraído el nuevo coronavirus, según las instrucciones difundidas en las últimas semanas por los organizadores del estudio.

El segundo grupo de 3.000 voluntarios recibirá la vacuna en octubre bajo supervisión de la Universidad de San Marcos.

La inscripción de voluntarios superó las expectativas y se realizó en tiempo récord, en menos de tres horas, a través de una página en Internet. En total se presentaron más de 9.000 personas.

La aplicación de la vacuna del grupo chino Sinopharm será mediante una inyección intramuscular, en el brazo.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate