El último sábado, un terrible incendio afectó la vivienda de una humilde familia de Bajada Grande, compuesta por seis personas, entre ellas menores. Como consecuencia, la mayoría de las pertenencias de la precaria casilla quedaron completamente destruidas.

Julio Ávila es uno de los damnificados. En contacto con Telenoche, el hombre contó qué fue lo que sucedió: "Cuando llegamos ya se estaba incendiando. Fue un cortocircuito, no alcanzamos a salvar nada". Si bien no hubo que lamentar víctimas, perdieron todo: "Precisamos materiales. Tenemos que tirara abajo y hacer todo de nuevo".

La solidaridad de vecinos ha sido el motor gracias al cual Julio y su familia han vivido desde el último fin de semana. Le han acercado ropa, alimentos y artefactos para seguir adelante.

Quienes quieran colaborar con la familia damnificada pueden hacerlo al 0343-154721341.

Incendio 1.jpg

Comentá y expresate