El ex presidente de Uruguay, José “Pepe” Mujica, se refirió a la crisis política en el gabinete de Alberto Fernández, luego del duro revés de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), y caracterizó que “no es el momento de peleas internas”.

“La Argentina es maravillosa con los recursos que tiene, pero está desquiciada; el sistema político debe dialogar más y bajar los decibeles”, apuntó.

Mujica se refirió en su columna en Radio 10, a la tensión dentro del oficialismo tras la derrota que protagonizó en las PASO del domingo: “Lo que más precisa la Argentina es unidad con la diversidad, no es momento de peleas internas. La unidad con la diversidad vale más que la disidencia táctica”. Tras ellos, sin nombre ni al Presidente ni a la vicepresidenta, agregó a modo de consejo: “Que se pasen un mes tomando mate y discutiendo, y después saquen una docena de cosas para el país”.

En ese sentido, recomendó “dejar las vanidades humanas que aparecen” porque “lo precisa el pueblo”. Además, explicó la importancia de que los gobiernos generen una agenda de gestión mínima desde un consenso entre los diferentes espacios políticos.

“El sistema político debe discutir mucho más, no hay democracia sin diálogo, hay que conversar más, debe haber un programa mínimo de unidad nacional y después que hagan lo que quieran”, aseguró y destacó: “No se puede andar refundando el país cada dos o tres años”.

Después Mujica puso de ejemplo a su país. “Uruguay siempre estuvo gobernado por frentes, los dos partidos del origen de la patria siguen vivitos y coleando, y siempre tuvieron una izquierda y una derecha y se mantuvieron. Aprendimos que la gran verdad de la izquierda es que se divide por ideas y la derecha, por intereses. Es un pacto histórico, vamos haciendo programas coyunturales y acatamos la decisión de la mayoría y a veces nos comemos un sapo”, explicó.

Entonces aconsejó: “La Argentina tiene que encontrar caminos del medio que hagan sustentable lo más importante, la unidad, porque desunidos son juguetes de la historia. Hay que aprender a tener tolerancia interna y capacidad de negociación. Nuestras verdades son relativas y hay que negociarlas con los compañeros. Si caigo en el tremendismo, rompo todo”.

Por último Mujica se lamentó: “Es increíble que no hayamos inventado la enseñanza pública para la gente que tiene que trabajar en el Estado. Una escalera de incentivos y castigos parciales que premie el esfuerzo del trabajador público y el compromiso, porque el trabajador público tiene que ser el mejor, no el que se achancha, hay que cambiar esa óptica; porque si trabaja para el país, tiene que ser el mejor”.

Comentá y expresate

Lo último

Encuesta

Ante una mejor situación sanitaria, ¿qué es lo que más te preocupa hoy?

Inseguridad
Economía del país
Problemáticas sociales
Problemáticas ambientales
Otros problemas
ver resultados

Las Más Leídas