Luis Caputo, ministro de Finanzas y hombre clave en la toma de deuda del exterior, concurrirá la semana próxima a la Cámara de Diputados donde deberá responder sobre sus vinculaciones con empresas offshore, las supuestas incompatibilidades con su rol de funcionario y por qué no declaró sus actividades con fondos de inversión ante la Oficina Anticorrupción.

La situación denunciada como “un escándalo” por la oposición dominó buena parte del informe de gestión que hizo este miércoles el jefe de Gabinete, Marcos Peña, ante la Cámara. Frente a un mar de críticas Peña defendió a rajatabla a Caputo, al que ratificó por “su integridad, su honestidad y su transparencia en la función”.

Sin embargo, ante la artillería gruesa del kirchnerismo, y después de un reclamo firme del jefe del interbloque Argentina Federal, el salteño Pablo Kosiner -el peronismo dialoguista- de que la presencia del ministro era “impostergable”, Peña concedió que Caputo irá al Congreso.

Kosiner había pedido “discutir” con Caputo tanto la cuestión de la deuda pública -los niveles de endeudamiento son una crítica constante- como “aclararse cuestiones que hoy se discuten a nivel público, la eventual relación de Caputo con sociedades y fondos offshore”. El salteño reconoció que no se lo iba a poder interpelar porque el oficialismo no iba a dar el número pero reclamó que vaya a comisiones. Mencionó como posibilidad la Bicameral de Seguimiento y Control de la Deuda Exterior, que aún no está constituida.

La fuerte ofensiva del FpV -seis de cuyos diputados ya denunciaron a Caputo ante la Justicia federal por el entramado de los Paradise Papers- arrancó con el ex ministro Axel Kicillof, quien sostuvo que el Gobierno se convirtió “en una guarida, una cueva” y pidió “apartar” a Caputo, tras recordar el caso del ex subsecretario general de la Presidencia, Valentín Díaz Gilligan, que renunció tras revelarse que tenía una cuenta de 1,2 millón de dólares en Andorra. “A Gilligan lo echaron. A Caputo no paran de encontrarle cosas todos los días, es lo de Gilligan multiplicado por diez”, dijeron.

Comentá y expresate