Patronato cerró su participación en la Superliga con un empate en cero contra Banfield en Paraná. El elenco dirigido por Juan Pablo Pumpido cumplió el objetivo de mantener la categoría y se despidió ante su gente.

El encuentro no tuvo demasiadas emociones pero hubo importantes apariciones de los dos arqueros en la segunda parte. La hinchada aplaudió al "Rojinegro" cuando abandonaba la cancha y también se llevó una ovación el goleador del equipo: Sebastián Ribas.

Patronato Banfield.jpg

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate