"Como trabajadores pedimos las disculpas del caso, es lo menos que podemos hacer. porque los choferes vivimos de los pasajeros. Pero esta situación viene de hace mucho tiempo y se visibilizó hace dos meses, cuando empezamos las medidas, pero lo generaron la empresa y el municipio de Paraná" señaló el dirigente sindical.

Groh remarcó además que, desde UTA, venía remarcando los incumplimientos por parte de Buses Paraná: "Hemos hecho presentaciones donde denunciábamos lo que venía pasando. Al no tener respuesta empezamos con las medidas, primero con retención de servicios. Y se siguió agravando, y el límite es el salario, que no se toca ni se negocia. Con eso no puede tener paciencia, porque es el sostén de la familia".

Mirá la nota completa.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate