Un hombre fue detenido en Paraná tras ser denunciado por un grave caso de violencia de género. La mujer llegó prácticamente en estado de shock a la Comisaría Sexta y contó el calvario que tuvo que padecer, con golpes, amenazas y otras agresiones.

En la noche del domingo, alrededor de las 22, la mujer de 51 años llegó a la Comisaría llorando, muy asustada. Allí dio a conocer a los uniformados que minutos antes había sido golpeada reiteradas veces por su pareja de 41 años.

El violento también le había sacado su teléfono celular y el juego de llaves de su vivienda, debido a un altercado en el cual se viera involucrado un vecino, a quien su pareja también intentó agredir con golpes, debiendo este defenderse.

En un momento de distracción del sujeto, la mujer logró salir de la vivienda y acercarse a dependencia policial.

Los uniformados de la Seccional Sexta inmediatamente ubicaron al hombre en cuestión y lo trasladaron hacia Comisaría Sexta. También lograron recuperar un teléfono Motorola G6 y las llaves de la vivienda de la denunciante, elementos que fueron formalmente secuestrados.

Se dio conocimiento de lo ocurrido al fiscal Leandro Datto a cargo de la Unidad Fiscal de Genero y Abusos, quien dispuso que el agresor sea alojado en Alcaidía de Tribunales, previo trámites de rigor, por el supuesto delito de lesiones en contexto de violencia de género.

Asimismo determinó que los elementos secuestrados sean restituidos a la denunciante. Se dio intervención al facultativo de la repartición en turno, a fin de examinar a la paranaense.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate