Mediante una ordenanza sancionada por el Concejo Deliberante local, Paraná fue declarada como “Ciudad Amigable a la Diversidad Sexual”.

La norma, impulsada por la edila María Marta Zuiani (Cambiemos), contempla la instrumentación de políticas en el ámbito municipal que promuevan la inclusión desde la diversidad sexual y la igualdad de oportunidades, capacitando a empleados y funcionarios.

Asimismo se deberán integrar a estas políticas, acciones y tomas de decisiones y, un enfoque pluralista que reconozca y afirme la complementariedad e indivisibilidad de todos los aspectos de la identidad humana.

El municipio, en virtud de la ordenanza aprobada, reconoce y protege a las personas, independientemente de su orientación y opción sexual, tipo de familia, identidad de género, promoviendo en todo ámbito y, en especial, el de sus competencias, el respeto a la diversidad sexual, a fin de garantizar a toda persona el pleno, efectivo e igualitario ejercicio de sus derechos.

Asimismo condena la violación a los derechos humanos producida a través de la violencia, el hostigamiento, la discriminación, la exclusión, la estigmatización y los prejuicios contra personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, travestis, transgéneros, intersexuales y queer (LGBTTTIQ).

Comentá y expresate