La Municipalidad de Paraná extendió la suspensión de actividades habilitadas. La medida se definió por recomendación de expertos en Epidemiología y rige hasta el 6 de julio. El objetivo es contener el brote de los últimos días y disminuir la circulación para que el virus no se expanda. Para ello, también estableció la obligatoriedad del uso de tapabocas para circular en la vía pública.

La medida quedó plasmada a través del decreto N° 940 y establece la suspensión en el territorio de la Ciudad de Paraná hasta las 8 horas del día 6 de julio de 2020, de las actividades mencionadas en los decretos Nº622/2020 DEM, N°741/2020 DEM, N°742/2020 y N°797/2020 DEM, las cuales consisten en:

1. Actividades recreativas y salidas de esparcimiento.

2. Actividades físicas y deportivas, incluyendo las individuales y sin contacto físico, náuticas y cualquier otra desarrollada en el río.

3. Actividades gastronómicas – exceptuada la modalidad de envío a domicilio y tomar para llevar-.

4. La actividad en la Terminal de Ómnibus de la ciudad.

Además se recomienda evitar el desarrollo de reuniones familiares con el objetivo de resguardar a los mayores de 60 años y la población de riesgo.

Cabe destacar que están habilitados a circular aquellos trabajadores exceptuados y para realizar compras en comercios de cercanía.

Se estableció el uso obligatorio del tapabocas en la vía pública. Y se apela a la responsabilidad individual y extremar las medidas de distanciamiento social y la higiene personal.

Comentá y expresate