Cientos de personas despidieron este domingo a Marcelo Pecci, el fiscal contra el crimen organizado de Paraguay asesinado el 10 de mayo por sicarios en una playa de Colombia mientras pasaba su luna de miel con su esposa embarazada.

Los restos del fiscal llegaron en la madrugada del sábado a Asunción, donde fueron velados hasta este domingo. El cuerpo fue enterrado en el cementerio de La Recoleta, de la capital paraguaya.

”A él lo mataron porque molestaba por su honestidad (...) Matan a un hombre por cumplir con su trabajo, honestamente. Truncaron a los 45 años la vida de un hombre íntegro, decente”, exclamó su padre, Francisco Pecci, a las puertas del cementerio.

Pecci pasaba la luna de miel con su esposa Claudia Aguilera en la isla de Barú, cerca de Cartagena de Indias, cuando dos sicarios lo mataron a tiros en una playa. El crimen conmocionó a la sociedad paraguaya. Imágenes dramáticas sobre los segundos posteriores al asesinato se viralizaron en las redes sociales.

Acompañado por cientos de personas, el féretro fue llevado este domingo al club de fútbol Guaraní, de la primera división local y del cual Pecci fue dirigente. “No se va, no se va, Marcelo no se va”, gritaron a su paso los hinchas que agitaban las banderas amarillas de la institución.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

¿Estás de acuerdo con que el horario de cursado se extienda una hora?

51.5% Si, estoy de acuerdo
48.5% No estoy de acuerdo
Total 501 votos

Las Más Leídas