"Los caballos se siguen usando para la tracción a sangre en Paraná", lamentó Jesica Gillij, integrantes de la Fundación "Mi reino por un caballo", en diálogo con AHORA TV.

"Para resolver el problema de la tracción a sangre hay que resolverle el problema a la gente. Es una política de fondo, difícil de aplicar, pero que en algún momento se va a tener que llevar adelante", enfatizó por su parte Lucas Garcilazo, abogado y asesor legal de la fundación.

Ambos voluntarios remarcaron las deficiencias de la aplicación de la ordenanza municipal que prohíbe la tracción a sangre en la capital entrerriana y que fue promulgada hace ya dos años.

Mirá la entrevista completa:

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate