El obispo de Gualeguaychú, monseñor Héctor Zordán, se refirió a la situación económica del país, al aborto y al resultado del juicio contra el sacerdote Justo José Ilarraz, condenado a 25 años de prisión efectiva, por haber abusado de menores en el Seminario de Paraná.

"Veníamos cargando la ilusión y la esperanza en nuestra patria y ahora estamos desinflados en la esperanza", sostuvo en diálogo con Canal Nueve Litoral, en referencia al contexto socioeconómico actual.

Causa Ilarraz

"Creo que es bueno que se haya juzgado bien a Ilarraz", afirmó y continuó: "Es decir, que el juez haya tenido los elementos de juicio necesarios para que se haga justicia. Nos tiene que caracterizar el republicanismo y el sentido democrático, y por eso tenemos que valorar el rol de la Justicia, defender ese rol y también aportarle los elementos que necesita para juzgar".

"Que en este caso, la Justicia haya dictaminado, ojalá justamente, me parece que es bueno y es un valor", afirmó Zordán.

"Indudablemente, es una vergüenza para nosotros y para la Iglesia, es feo, es lamentable, pero también hay hombres y mujeres de Iglesia que se equivocan, pecan o delinquen", aseveró.

Aborto

"Tenemos la certeza de que la vida comienza desde el momento de la concepción y que hay que valorar y cuidar la vida desde ese momento y a lo largo de su camino, su historia y su vida", manifestó Zordán.

En ese sentido, señaló que "es una falacia poner la alternativa: cuidamos una vida o cuidamos la otra. Hay que cuidar las dos: la del bebé que viene y la de la madre que la está gestando, pero no solo en el momento de la gestación, sino también después, en el desarrollo de su maternidad".

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate