La economía global está mostrando signos de recuperación de la grave recesión provocada por la pandemia global del coronavirus, pero una convalecencia plena es “improbable” sin que haya una vacuna, advirtió este miércoles la directora gerenta del FMI, Kristalina Georgieva.

En una tribuna editorial junto con la economista jefa del organismo, Gita Gopinath, resalta que los gobiernos deberían seguir apoyando a los trabajadores y a los comercios debido a que las características sin precedentes de esta crisis podrían generar una ola de quiebras y de destrucción de empleo.

A medida que los confinamientos se han relajado en varios países del mundo y las empresas han podido volver a abrir, ha habido un “marcado repunte de la producción, el consumo y el empleo”, indicó en un ensayo publicado en la revista Foreign Policy.

La magnitud impresionante y la velocidad con la que los gobiernos movilizaron recursos ha ayudado a amortizar el golpe y permitió este repunte inicial.

“Esta crisis, sin embargo, está lejos de haber terminado”, dijo. “La recuperación sigue siendo muy frágil y es desigual entre diferentes regiones y sectores. Para asegurar que la recuperación siga, es esencial que este apoyo no sea retirado de una forma prematura”.

Las empresas, incluso las que sean solventes, van a necesitar un apoyo continuo para prevenir la destrucción de millones de empleos. Para las directivas del FMI esto puede significar que los gobiernos tomen parte de los activos de las empresas, o que les den subvenciones a cambio de un aumento impositivo posterior.

También advirtieron que los gobiernos deben ser cautos en cómo distribuyen recursos que son escasos, y dijeron que algunas empresas van a quebrar inevitablemente, en especial en industrias como el turismo.

Como principal conclusión ambas funcionarias destacaron que “pese a que el mundo ha aprendido a vivir con el virus, una recuperación plena es improbable si no hay una solución médica permanente”.

Georgieva y Gopinath señalaron que con 128 ensayos para desarrollar una vacuna, hay una posibilidad firme de que se encuentre una solución, para lo que llamaron a buscar mecanismos multilaterales para asegurar que el suministro y la distribución sean adecuados.

En cuanto a la Argentina, el representante por el Cono Sur ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), Sergio Chodos, afirmó días atrás que el punto de partida de la próxima negociación con el organismo multilateral “es tener el menor nivel de condicionalidades posible”.

También indicó que se busca “marcar con claridad cuál es el sendero fiscal tolerable” y “no entrar en una discusión de si se va a déficit cero o un déficit primario mínimo que no tenga en cuenta el proceso de recuperación y los efectos de la pandemia” de coronavirus.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate