En medio de una fuerte tensión diplomática desatada por la decisión del gobierno de Bolivia de no otorgar cobertura sanitaria a los argentinos que visiten o vivan en el país vecino, los presidentes Evo Morales y Mauricio Macri acordaron este martes una reunión en Buenos Aires en los primeros días de abril para bajarle el tono al conflicto y avanzar hacia acuerdos bilaterales.

El embajador argentino en Bolivia, Armando Alvarez García, adelantó a Infobaeque las cancillerías de ambos países se pusieron a trabajar hoy para "bajar los decibeles" al conflicto por la falta de un acuerdo de reciprocidad sanitaria. Así, se estableció la necesidad de concretar de una vez por todas una reunión entre Macri y Morales que desde el año pasado se postergó en dos oportunidades.

"La Argentina y Bolivia van a trabajar por un acuerdo de reciprocidad en materia de atención sanitaria porque lo que hay que evitar es que surja una xenofobia alrededor de este tema y se saque del eje la hermandad de nuestros pueblos", dijo el embajador Alvarez García.

"El tema es más simple de lo que parece. El punto es que haya voluntad de los dos gobiernos y lo importante es evitar la xenofobia que nos saque de eje de todo lo que hay en común entre ambos pueblos", destacó el embajador argentino que confirmó que en los primeros días de abril, entre el 1 y el 10, se reunirán Morales y Macri en Buenos Aires.

De esta manera, el embajador Alvarez García admitió que hubo diferencias entre ambos gobiernos por el tema de la cobertura sanitaria, pero destacó que en otros temas "hay plenos acuerdos". Se refería así a los entendimientos en materia de controles y obras para la zona de fronteras al mismo tiempo que los acuerdos en materia comercial y de energía.

Alvarez García intentará arribar a un acuerdo de reciprocidad sanitario para que los países se hagan cargo de la cobertura sanitaria de sus ciudadanos que se encuentren como turistas o radicados. Si bien el embajador argentino dijo que aun no recibió una respuesta oficial de Bolivia ante este tema destacó que "hay buena voluntad" para arribar a un acuerdo.

En este caso, el gobierno de Morales deberá volver hacia atrás en la decisión que tomó el 8 de febrero pasado. Ese día, por medio de una carta que envió la Cancillería de Bolivia al embajador argentino en La Paz, Álvarez García, el gobierno de Morales destacó queen el sistema de salud de Bolivia "son beneficiarios de la atención integral y protección financiera de salud todos los habitantes y estantes del territorio nacional que no cuenten con algún seguro de salud".

En esa misiva el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia enumeró en este universo contemplado por alcance de una atención sanitaria bolivianaa las mujeres embarazadas desde el inicio de la gestación hasta los seis meses posteriores al parto; a los niños menores de cinco años; mujeres y hombres a partir de los 60 años; mujeres en edad fértil respecto a atenciones de salud sexual y reproductiva y personas con discapacidad. Pero en ningún caso se menciona a ciudadanos extranjeros y mucho menos a argentinos residentes en Bolivia.

Ante este hecho, un grupo de legisladores de Cambiemos se mostró dispuesto a avanzar con una ley tendiente a que la Argentina cobre la salud y educación a los extranjeros. El jefe de Gabinete Marcos Peña, que estuvo en Jujuy, compartió esta iniciativa.

Comentá y expresate