Lucas Biglia se había lesionado la espalda jugando para el Milan en un partido ante Benevento y justo cuando volvía a ser titular con la esperanza de llegar al Mundial recibió un golpe en la misma zona y tuvo que dejar la cancha.

Fue en el partido ante Atalanta y el que lo golpeó fue el Papu Gómez, otro argentino, quien le dio un rodillazo en un intento por disputar la pelota.

Lo cierto es que Biglia no pudo salir a jugar el segundo tiempo y las dudas sobre su estado volvieron a instalarse con fuerza. ¿Llegará en condiciones a la cita de Rusia?

Embed

Comentá y expresate