Una de las polémicas del fin de semana ocurrió en la Serie A de Italia, en el enfrentamiento entre Atalanta y Milan, cuando Alejandro Gómez fue a disputar una pelota y le pegó un rodillazo a Lucas Biglia.

El ex jugador de Lazio salió lesionado, y ahora quien habló sobre el episodio fue el “Papu”: “La estoy pasando como el orto por Lucas; que cualquiera salga a decir que soy un mala leche, que lo hice porque no estaba en la lista…dicen cualquier barbaridad”.

“Fue un hecho desafortunado entre dos argentinos. Fui a buscar la pelota muy alta y mi manera de saltar es siempre esa… yo me como mil rodillazos, me ha pasado con el Flaco Fazio, y no hay mala intención“, explicó Gómez.

Y agregó: “La Selección no merece que estemos hablando de esto a tan poco del Mundial”.

Comentá y expresate